FacebookGoogleEmail

Legalidad, sostenibilidad y certificación forestal

Estos son, y en este orden, los tres escalones que debe superar el aprovechamiento de madera.

  • LEGALIDAD: cumplimiento de las leyes forestales, de comercio y exportación de los países de origen, así como las leyes internacionales y nacionales de importación. La madera sale del país de origen y entra en el de destino por las correspondientes aduanas, perfectamente identificada y con todos los permisos reglamentarios.
  • SOSTENIBILIDAD: comprobable por la existencia de legislación forestal, planes de ordenación y aprovechamiento de los recursos que garanticen su explotación, el aumento de la masa forestal y la mejora de la biodiversidad.
  • CERTIFICACIÓN FORESTAL: es la garantía final de que se realiza una gestión sostenible de los recursos forestales, dentro de la más absoluta legalidad. No es imprescindible para realizar un aprovechamiento sostenible de madera de un bosque, es una herramienta de comunicación de gestión sostenible.

El Código de Buenas Prácticas Ambientales.

El Código de Buenas Prácticas es una declaración de principios por el que los asociados de AEIM se comprometen con el comercio responsable de madera, a excluir de suministros la madera procedente de talas ilegales, a promover la gestión forestal sostenible de los bosques y a apoyar la certificación forestal como garantía final para el consumidor

  • Combatir la extracción incontrolada de madera, mediante el cumplimiento estricto de la legalidad en origen.
  • Evaluar a proveedores, mediante la verificación de las fuentes de suministro. Compromisos fijados en el Contrato.
  • Considerar la implantación de un sistema de certificación de la cadena de custodia como garantía final de su compromiso ambiental.

El agente asociados se compromete a:

  1. Que el país exportador disponga de una legislación que establezca claramente qué especies y qué cantidades de madera se permiten extraer del bosque.
  2. Que la empresa que realice el aprovechamiento tenga establecido un plan de gestión forestal, una licencia de concesión válida y licencia de transformación además de los permisos pertinentes de producción, transporte y exportación.
  3. Los agentes asociados informarán a las respectivas compañías de que los importadores españoles valorarán de manera positiva que su empresa disponga, de un certificado de gestión forestal sostenible.

Acuerdo con Rainforest Alliance

Como muestra del compromiso de la Asociación Española de Importadores de Madera con la gestión forestal sostenible, AEIM y Rainforest Alliance firmaron un acuerdo por el que esta última ha examinado el Código de Buenas Prácticas de AEIM y ha hecho una serie de recomendaciones que se plasmarán en un Plan de Acción.
Este Plan de Acción permitirá a AEIM demostrar su compromiso con actuaciones concretas en materia de formación y sensibilización del sector de la madera con respecto a la gestión forestal sostenible y apoyo a la certificación forestal de asociados.

La Cadena de Custodia

La Certificación de la Cadena de Custodia es el mecanismo que verifica que la madera utilizada por la industria de la transformación procede de bosques gestionados de acuerdo a criterios de sostenibilidad. Constituye la etapa posterior a la Certificación de la Gestión Forestal Sostenible y es un procedimiento necesario para conocer el origen del producto que estamos comprando.
La auditoria es realizada por un auditor o equipo de auditores independiente del Sistema PEFC ya que PEFC no es una entidad ni de acreditación ni de certificación. Este auditor será quien verifique el origen de la madera utilizada y su posterior paso por las industrias de la transformación.
La acreditación de las entidades encargadas de realizar esta certificación en el Estado Español corre a cargo de ENAC – Entidad Nacional de Acreditación – reconocido por el Ministerio de Ciencia y Tecnología para tal fin.